El Matrix de la Mujer Fit

Exploramos cómo las expectativas sociales sobre alimentación y entrenamiento afectan a las mujeres, causando frustración y problemas de autoimagen. Hablamos sobre la importancia del entrenamiento con pesas para la salud de la mujer y ofrecemos consejos prácticos sobre alimentación saludable en la mujer y metas realistas.

Publicado:
23/6/24
Compartir en redes:

El Matrix de la Mujer Fit

"No entrenes como quieren que entrenes, hazlo a tu manera."

LA PERCEPCIÓN SOCIAL DEL FITNESS FEMENINO

En nuestra sociedad, se ha generado una idea de alimentación, entrenamiento y estilo de vida en torno a la mujer que ha repercutido mucho tanto a nivel psicológico como físico

Títulos de revista “Pierde 2 tallas en 2 semanas”, “Alimentos prohibidos”, "Alimentos que adelgazan", “Elimina tu celulitis” o productos en el supermercado dirigidos exclusivamente hacia la mujer con 0% grasa, yogures con bífidus, o productos “rositas”.

Realmente es cuestión de sociedad, desde las edades más tempranas, se nos cataloga como “mujeres” y “hombres” con roles específicos en la sociedad.

No es casualidad que los productos bajos en grasa y los títulos de las revistas busquen el mismo objetivo: mujer con menos talla y menos grasa.

Esto conlleva consecuencias a nivel psicológico, como la frustración por no "entrar en el canon" impuesto, o simplemente por no querer entrar en él y no encontrar el lugar adecuado.

Poco a poco con los años, el abanico de posibilidades se va  ampliando y con él, diferentes prototipos de mujeres son las protagonistas. 

ENTRENAMIENTO Y PREFERENCIAS FEMENINAS

A la hora del entrenamiento ocurre lo mismo, en el gimnasio, las clases dirigidas son las que se encuentran enfocadas al público femenino.

La respuesta es fácil, la sala de pesas muchas veces asusta: pareciera que hay dentro una especie de "gorilas" gritando, mirándose al espejo sin parar, posando sus músculos... (no todos son así jejeje).

Por ello, las mujeres tal vez al no verse tan reflejadas en ese ambiente, optan por las clases dirigidas. En ellas, el trabajo de fuerza es muy, muy poco eficiente, ya que principalmente se centran en rutinas de cardio, repeticiones muy altas y peso casi nulo.

Está bien que disfrutes de actividades como Yoga, Zumba, baile o cualquier otra que te guste, ya que el ejercicio también debe ser una experiencia placentera. 

Sin embargo, el problema radica en asociar erróneamente que ciertos tipos de ejercicio son exclusivos para mujeres o hombres. 

Este es un gran error, ya que los ejercicios de pesas ofrecen beneficios tanto para mujeres como para hombres, fortaleciendo los músculos, los huesos e incluso a nivel cerebral, promoviendo la salud integral. 

Trabajar con pesas nos ayuda a desarrollar una base sólida en nuestros músculos, huesos y articulaciones, lo que nos permite mantenernos independientes y disfrutar de una vida plena a medida que envejecemos.

¿Qué necesitan las mujeres?

  • Alimentos ricos en grasas saludables, como el aceite de oliva, el aguacate y los frutos secos. Deben evitar los productos light o 0%, que suelen contener altos niveles de azúcar o edulcorantes para compensar su sabor insípido.

  • Entrenamiento con pesas, es decir, ejercicios de fuerza.

  • La libertad de entrenar de la manera que deseen. Cada mujer puede tener preferencias distintas de entrenamiento en comparación con otra persona. Además, dado que el entorno hormonal varía considerablemente entre hombres y mujeres, las rutinas de entrenamiento deben adaptarse a las necesidades y prioridades específicas de las mujeres.

Es fundamental que te centres en tus propias medidas y fotografías, y que busques progresar en lo que te interesa. Por ejemplo, si tienes un perímetro abdominal más grande de lo que te gustaría debido a la falta de ejercicio y una alimentación poco saludable, el objetivo será reducirlo gradualmente. 

MÁRCATE METAS REALISTAS

Puedes establecer una meta para los próximos 4 o 5 meses, como reducir el perímetro abdominal en 2 o 3 cm, mientras te esfuerzas por mantener o aumentar el perímetro del glúteo. 

Esto servirá como una referencia para comparar tu progreso

Te sugiero tomarte fotos frente a una pared lisa y con luz natural, usando una prenda que te haga sentir bien y que usarías en la playa o la piscina, en lugar de compararte con fotos de Instagram. 

Repite estas fotografías cada 5 meses junto con las medidas, y observa cómo tu cuerpo va cambiando con el tiempo. 

EVALÚA TUS HÁBITOS

Además, es importante evaluar tus hábitos actuales en comparación con los de hace 5 meses:

👉🏼 Qué compras

👉🏼 Cómo está tu nevera

👉🏼 Cuántos pasos caminas cada día.

👉🏼 Cuánto tiempo dedicas a cuidarte física y mentalmente.

Aprende a entrenar de la manera que quieres con este:

Mini Curso GRATIS para Rellenar todas las partes de tus Glúteos 🍑

Comparte

Si te ha parecido interesante este artículo, compártelo en Redes Sociales:
Suscríbete a nuestra newsletter
Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.